Skip to main content
 
Por qué la agilidad debería estar en tu agenda

Por qué la agilidad debería estar en tu agenda

Encuentra artículos relacionados: El nuevo mundo laboral, Trabajo ágil, ES artículos

A lo largo de los años 80 y 90, fuimos testigos de una gran cantidad de pequeñas empresas familiares que cerraban debido al fuerte crecimiento de las cadenas minoristas internacionales y los grandes centros comerciales. En los años 2000 y 2010, lo mismo les ocurrió a estos minoristas, que lucharon por competir con gigantes mundiales de internet como Amazon, ASOS y Etsy.

Hoy en día, vivimos en un entorno empresarial en el que el cambio y la disrupción se han convertido en la nueva norma. De hecho, un informe reciente de Forbes Insights/Treasure Data revela que poco más de la mitad (51%) de los directivos considera un que su organización tiene un nivel de riesgo elevado (en términos de cuota de mercado e ingresos) en los próximos cinco años debido a la disrupción tecnológica que generan las start-ups y las innovaciones de las empresas consagradas.

Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, afirmó que “ya no es el pez más grande el que se come al pez más pequeño, sino el pez más rápido es el que gana”.

Para hacer frente a estos cambios constantes, existe una creciente concienciación para que las organizaciones adopten la agilidad y la velocidad, algo que resulta desde luego más fácil de decir que de hacer. Un estudio realizado por Gallup reveló que solo el 16% de los empleados de organizaciones en España, Reino Unido, Alemania y Francia cree que sus compañías tienen la mentalidad y las herramientas y procesos adecuados para responder rápidamente a las necesidades del negocio.

Nosotros definimos la agilidad como “la capacidad de trabajar con visión, flexibilidad y seguridad como respuesta a situaciones difíciles y cambiantes”

Mejora la colaboración entre equipos.

Los espacios de trabajo abiertos están de moda (y ya lo llevan estando un tiempo). También lo están los espacios de descanso, los sitios rotatorios y en algunos casos más extremos, los toboganes en las oficinas.

Pero la teoría detrás de los espacios de trabajo abiertos va más allá de ser una mera tendencia de diseño o el deseo de reducir los costes generales al hacer que todos se junten en una sala.

Existe una ventaja real al fomentar la colaboración entre equipos, que es mucho más fácil de lograr cuando todos están en la misma sala. Un estudio llevado a cabo por el Institute for Corporate Productivity demostró que las empresas que favorecen el trabajo colaborativo tienen cinco veces más probabilidades de lograr un alto rendimiento.

Una organización ágil es aquella que colabora de manera conjunta. Al trabajar juntos para superar las adversidades o responder a los desafíos, los empleados pueden escapar de estructuras de silos que muchas veces son restrictivas y reaccionar más rápido para alcanzar sus objetivos.

Y cuando se trata de incorporar a nuevos miembros del equipo o de desarrollar a sus empleados, las organizaciones que colocan la agilidad en primera línea están mejor posicionadas para beneficiarse de empleados con un mayor rendimiento.

Los trabajadores ágiles son curiosos desde un punto de vista intelectual, están listos para aprender de los demás, son comunicativos, tienen disposición a cambiar y, lo que es más importante, son colaborativos.

Ve un paso por delante de la competencia.

Colaborar con diferentes equipos o funciones requiere que las personas descubran cómo funcionan otras áreas de la empresa y que vean cómo se relaciona con sus propias funciones. Desde la perspectiva del aprendizaje esta experiencia les hace mejores para llevar a cabo sus propios trabajos y también les permite aportar mejores ideas. 

Para fomentar la agilidad y, más tarde, la generación de nuevas ideas innovadoras, se debería crear una cultura en la que los empleados puedan sugerir enfoques originales sin miedo al fracaso, ya que aprender, fracasar y crecer son parte del proceso creativo. Y no se trata solo de nuevas ideas; también se debería facilitar un entorno en el que las personas se sientan capaces de poner en práctica sus ideas, incluso si no obtienen los resultados inmediatos que se quieren lograr.

De manera preocupante, el estudio de Gallup reveló que solo uno de cada cuatro empleados se mostraba “totalmente de acuerdo” en que su empresa crea un entorno en el que puedan intentar, fracasar y aprender de sus errores, lo que significa que hay mucho margen de mejora.

El cliente es lo primero

En el actual mundo empresarial existe una fuerte demanda de los clientes por una mayor transparencia, integridad y empatía por parte de las organizaciones con las que deciden hacer negocios.

Los trabajadores ágiles se mueven rápido, se adaptan y son innovadores y, además, están muy en sintonía con las necesidades y experiencias de sus clientes.

Según las cifras de Gallup, es mucho más probable que los empleados hagan “lo que es correcto” para sus clientes si pertenecen a una organización ágil. La mayoría (51%) de los empleados que cree que su empresa puede responder rápidamente a las necesidades de negocio (es decir, organizaciones ágiles) y está totalmente de acuerdo en que sus compañeros de trabajo siempre hacen lo que es correcto para los clientes. Esa cifra se reduce al 33% entre los empleados en la categoría “parcialmente ágil” y alrededor de una quinta parte (21%) entre los que no considera que sus empresas sean ágiles.

Su mayor enfoque en hacer lo correcto para los clientes puede ayudar a explicar por qué los empleados de las empresas ágiles tienen más confianza en la competitividad y el rendimiento financiero de sus organizaciones.

Creemos firmemente en la importancia de la agilidad, tanto desde una perspectiva individual como grupal y organizacional. Es por ello que hemos situado la agilidad en el foco mismo de nuestro nuevo modelo de talento, que tiene en cuenta la agilidad interna y la agilidad externa para comprender cómo pensamos acerca de la empresa y en consecuencia, cómo nos comportamos como respuesta.

Para más información puedes consultar nuestro informe ejecutivo “Agilidad: Liberar el potencial de personas y equipos

Encuentra artículos relacionados: El nuevo mundo laboral, Trabajo ágil, ES artículos

© 2019 Morgan Philips SA
All rights reserved

We do not have a translation for this page available.

If you would like to read this page in a different language, please use Google Translate service and select the preferred language below:

Click here for more languages

or continue in the current language.